Viendo esta pandemia desde la barrera, aplaudiendo a los toreros que se la juegan (médicos, sanitarios, transportistas y tantos), pero sintiéndose a salvo en las gradas, en casa, uno tiene tiempo de andar con los dedos por el mapa, seguir aventuras que otros dejaron escritas y ojear las revistas que siempre inspiran. En estas estaba cuando encontré este artículo que conecta la cruda realidad con nuestras pasiones:

https://www.revistaoxigeno.es/comunidad/articulo/coronavirus-remar-juntos-rios-tropicales