La semana pasada un nutrido grupo de montañeros disfrutamos juntos de esta ruta que nunca decepciona.
En los frondosos Pinares de Valsaín hay una ruta que se dirige a una de las cascadas más llamativas del Parque Nacional de Guadarrama: la Cascada de la Chorranca. La ruta recorre el arroyo de Peñalara y aguas arriba se despeña la famosa cascada. Además de sentir su frescor en este lugar a cualquiera se le abre el apetito tras la caminata, asi que descanso con fotos y picnic. Ya con las fuerzas repuestas bajamos al paraje de la Cueva del Monje.